Limpieza e higiene en el transporte

En la limpieza en el transporte se puede considerar dos tipos de trabajos principales; la limpieza de las instalaciones y la limpieza por dentro de trenes y autobuses.

La limpieza de instalaciones; como por ejemplo las oficinas, donde se debe de limpiar los suelos, desempolvar las estanterías, desempolvar y ordenar las mesas, donde se expenden los billetes a la gente, limpieza de cristales…

Las estaciones se deben de barrer, vaciar papeleras e incluso dependiendo del pavimento se suelen fregar.

En la mayoría de estaciones existen baños, los cuales deben de limpiarse por una empresa de limpieza con mucha frecuencia, debido al gran tránsito de gente, incluso se deben de desinfectar, para así evitar problemas de contagios.

La limpieza por dentro de trenes y autobuses; al ser sitios tan transitados diariamente, se acumula gran cantidad de suciedad, por eso se debe de tener una limpieza e higiene óptima. Al finalizar cada jornada, un equipo de limpieza deberá primero revisar cada autobús o vagones de tren, para posteriormente realizar un trabajo de limpieza e higiene, de esta manera tanto los trenes como los autobuses darán su servicio en las mejores condiciones.