Mantenimiento de limpieza de tu lugar de trabajo

La eficacia en el trabajo comienza por tener un lugar de trabajo limpio y ordenado en el que trabajar cómodo.

Ya sea una oficina tradicional o un trabajo desde casa, hay que realizar una limpieza, es recomendable tener a raya el polvo de los muebles. Para ello se debe retirar el polvo, una vez por semana, con un trapo y producto atrapapolvo. Desempolvaremos todos los muebles; estanterías, librerías, mesas, escritorios…

Es recomendable una vez al mes, vaciar los muebles quitando el polvo, de esta forma también aprovecharemos para limpiar los libros y demás objetos.

Mantener la mesa de trabajo limpia y ordenada nos permitirá centrarnos en lo que realmente es importante, hay que evitar tener la mesa llena de trastos que nos distraigan.

Para las personas que en su trabajo comparten ordenadores y material de oficina, es importante el uso de toallitas desinfectantes, de esta forma podremos mantener limpio y desinfectado el teclado, el ratón, la pantalla y todos los objetos que se comparten.

Al finalizar cada jornada laboral es recomendable vaciar la papelera, para así evitar que la basura se acumule.

Por último para mantener la mesa de trabajo limpia es muy importante no comer en ella, pues la mesa de trabajo se puede llenar de migas y se pueden manchar documentos importantes.